Corriendo por Europa: Parte 2

Día 8: Toledo

Como dije al final de la entrada anterior, habíamos agendado un tour a Toledo1. El tour partió adentrándonos en las murallas del casco histórico de la ciudad y caminando por sus estrechos callejones.

Lo que no se ve en la foto son los casi 40°C que hacían.

Lo que no se ve en la foto son los casi 40°C que hacían.

La torre de la Catedral de Santa María se encontraba en reparaciones.

La torre de la Catedral de Santa María se encontraba en reparaciones.

Nuestra primera visita fue a la Parroquia de Santo Tomé, donde se encuentra la pintura El entierro del conde de Orgaz2, que fue encargada a El Greco3 especialmente para aquella parroquia.

Después, hicimos una rauda visita a la Sinagoga Santa María la Blanca4. Originalmente una sinagoga, fue expropiada y convertida en iglesia 211 años después de su construcción, lo que explica su nombre tan católico.

Diseño de una de las puertas de Santa María la Blanca.

Diseño de una de las puertas de Santa María la Blanca.

La siguiente parada fue en el Monasterio de San Juan de los Reyes5, el que pertenece a la orden franciscana. Un detalle que notamos y que la guía no explicó, fue que algunas de las paredes interiores contenían murales que habían sido cubiertos de blanco y luego nuevamente expuestos. Para salir de la duda, Karen preguntó a los funcionarios del mesón de informaciones quienes dijeron que una de las teorías que se manejaba era que se cubrieron las paredes de blanco durante alguna epidemia.

Para finalizar la caminata, cruzamos el Puente de San Martín6 y volvimos al refugio del bus y su aire acondicionado.

Vista al Río Tajo desde el Puente de San Martín.

Vista al Río Tajo desde el Puente de San Martín.

Como última parada del tour, el bus nos llevó a un mirador desde el que se ve todo el sector histórico de la ciudad. Lamentablemente, la guía solo iba comentando sobre lo caro de las casa por las que íbamos pasando o exaltando la importancia de algunos edificios militares, lo que sumado a lo banal de los datos que dio durante todo el tour le hizo ganar un 0/10. Una vez llegando al mirador, me enfrenté al abrasador calor para tomar una panorámica de la ciudad.

Toledo junto al río Tajo.

Toledo junto al río Tajo.

Día 9: Zoológico de Viena

Al llegar a nuestro alojamiento en Viena, nos recibió el dueño del departamento que arrendamos, el cual muy amablemente nos dio una rápida explicación de sus instalaciones y de las atracciones cercanas: 11/10.

Una de las razones por las que decidimos pasar por Viena fue su zoológico7. El zoológico editó un libro sobre la conservación de los pandas, en el cual se roba la película la panda pintora Yang Yang, y en cuya campaña de crowdfunding participó Karen, saliendo en los agradecimientos del libro.

Al llegar al sector de los pandas, todo el mundo se preguntaba por Yang Yang, pero dada la falta de información en los carteles, yo supongo que ninguno de los pandas que se lograba ver eran la pintora panda.

Por su tamañó, yo creo que es uno de los hijos de Yang Yang.

Por su tamañó, yo creo que es uno de los hijos de Yang Yang.

En el zoológico comimos Lángos8, una masa frita de origen húngaro, tipo sopaipilla gigante, que se suele servir bañado en salsa de ajo.

Como una de las secciones del metro que tomamos entre nuestro alojamiento y el zoológico estaba en reparaciones, tuvimos que conectar con los buses, pero nos sirvió para tener una vista al pronto atardecer.

Vista desde la estación Längenfeldgasse.

Vista desde la estación Längenfeldgasse.

Día 10: Cementerio Central de Viena

Otra de las razones por las que decidimos pasar por Viena fue su Cementerio9, en el cual están enterradas diversas figuras Austríacas, como Lugwig Bolztmann10, Hedy Lamarr11 y una infinidad de músicos clásicos.

Al principio empezamos a caminar esperando que las listas de nombres que hay en cada sector del cementerio nos ayudaran a encontrar las tumbas que queríamos visitar. Sin embargo, al poco andar nos dimos cuenta que con lo grande que es el cementerio no íbamos a tener mucha suerte. Así, volvimos a la entrada y encontramos la sala de informaciones del cementerio en donde se pueden buscar tumbas específicas en un computador.

Tras visitar el sector de los músicos, fuimos a visitar la tumba de Bolztmann, quien se dice terminó con su vida por el poco reconocimiento de sus teorías en la comunidad científica.

La definición de la entropía de Boltzmann ($S = k\cdot\log W$) destaca su legado mejor que cualquier epitafio.

La definición de la entropía de Boltzmann (S=klogWS = k\cdot\log W) destaca su legado mejor que cualquier epitafio.

Otra de las tumbas notables que visitamos fue la de Hedy Lamarr, actriz en inventora que codesarrolló una de las tecnologías inalámbricas precursoras del Bluetooth y el Wifi.

Una representación del rostro de Hedy Lamarr. Su epitafio es “Films have a certain place in a certain time period. Technology is forever”.

Una representación del rostro de Hedy Lamarr. Su epitafio es “Films have a certain place in a certain time period. Technology is forever”.

Volviendo al centro de Viena, visitamos el Museo de la Tortura12. Construido dentro de un búnker, el museo narra la historia de diferentes métodos de tortura y castigo físico a través del tiempo. Además, complementa su mensaje en contra del uso de la tortura con una exposición de Amnistía Internacional llamada “Torture Today”.

Instalaciones originales del búnker donde fue construído el museo de la tortura.

Instalaciones originales del búnker donde fue construído el museo de la tortura.

Luego fuimos a Time Travel Vienna13, el cual es un recorrido interactivo por la historia de Austria, y al cual tuvimos la suerte de llegar al último recorrido del día.

Para terminar el día, seguimos paseando por el centro de la ciudad, incluida la Michaelerplatz, en donde está el ala de San Miguel del Palacio Imperial de Hofburg, cuya fachada está adornada con varias esculturas.

Die Macht zur See (Dominio sobre el mar) de Rudolf Weyr.

Die Macht zur See (Dominio sobre el mar) de Rudolf Weyr.

Día 11: Museos en Viena

En nuestro último día en Viena, pasamos por diversos museos, partiendo por los diversos museos alojados en el Palacio Imperial de Hofburg14. Partimos por el Weltmuseum (Museo del Mundo, ex Museo de Etnología), nombre elegante para Museo de Cosas Robadas por el Mundo.

Luego, pasamos a la colección de Armas y Armaduras, que depende del Museo de Historia del Arte.

Aquí con los cabros.

Aquí con los cabros.

Para terminar nuestra visita, fuimos a la colección de Instrumentos Antiguos.

Nuestro último museo del día, y de Viena, fue el Museo de Beethoven15 dependiente del Museo de Viena. La instalación recrea la casa que habitó Beethoven en los suburbios de Viena a fin de paliar sus problemas de salud. En ella, se describe la vida y obra del músico.

Después de visitar el Museo de Beethoven, como aún teníamos que hacer tiempo para el tomar el bus en el que dejaríamos Austria, pasamos al Stadtpark de Viena16.

Estatua de Johann Strauss en el Stadtpark.

Estatua de Johann Strauss en el Stadtpark.

Días 12 y 13: Dresden

Tras nuestra estadía en Viena, continuamos nuestro viaje en Alemania. Nuestra primera parada fue Dresden, donde pasamos a visitar a Belén y a Po-Ya.

Al llegar, visitamos el memorial a Salvador Allende que está en el barrio donde vivía Belén. Una vez establecidos, aprovechamos de descansar después de varios días de viaje. También conocimos algo del laboratorio donde trabajan Belén y Po-Ya y los acompañamos a tomar té y jugar Overcooked.

Al segundo día, recorrimos un poco del centro histórico de Dresden. Alguna de las atracciones estaban en remodelación, como el mural Fürstenzug, tal como nos pasó en otros países. De todos modos, todavía había mucho por ver. Todavía se conservan signos de los bombardeos de finales de la Segunda Guerra Mundial en varios de los edificios históricos, siendo un gran ejemplo la Frauenkirche (Iglesia de Nuestra Señora), templo luterano del siglo 18 y cuya reconstrucción terminó recién el 2005.

Día 14: Berlín

Nuestra primera parada fue el Memorial del Holocausto17, el cuál rememora a las víctimas con 2711 bloques de hormigón y un museo subterráneo narrando sus historias. En la tienda del museo, el vendedor nos preguntó si éramos de Chile, siendo el segundo en adivinar (tras el vendedor del Tour a Toledo), lo que fue un cambio a toda la gente que me preguntó si soy italiano.

Algunos de los 2711 bloques formados en hileras.

Algunos de los 2711 bloques formados en hileras.

La siguiente parada fue La Topografía del Terror18, en donde visitamos la exposición que narra la historia y el ascenso de la SS, la propaganda que usaban los nazis para difundir su régimen y como lograron deshumanizar a los grupos que perseguirían.

Tras un rápido paso por la capital, y tras hacer comprar importantes, como recuerdos y moldes de galletas del Ampelmänchen19, la distintiva silueta de los semáforos de Alemania Oriental.

Una de las tantas marcas de donde estuvo el Muro.

Una de las tantas marcas de donde estuvo el Muro.

Día 15: Bremen

Nuestra última parada en Alemania fue en Bremen, famosa por el cuento de los Músicos de Bremen. Tras bajarnos del bus, caminamos hasta la Estación de Bremen para guardar nuestras cosas en lockers y pasear sin las maletas.

El sector de la Plaza del Mercado de Bremen mantiene varios edificios históricos, incluyendo algunos que son considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A Karen le recordó al pueblo del Castillo de Hyrule en Ocarina of Time.

Primero pasamos a la Iglesia de Nuestra Señora de Bremen20, en la que destacan sus vitrales, su órgano y los detalles en madera que la adornan. El otro templo importante del sector es la Catedral de Bremen, pero estaba cerrada.

El calor ese día era abrasador, pero por suerte había una marca de bebidas regalando té helado para promocionarse. Entre buscar donde almorzar y el siguiente lugar para visitar, terminamos almorzando cerca de la Galería de Artes de Bremen, pero no alcanzamos a visitarla. En el camino también encontramos una de las esculturas que se mueven con el viento de Hein Sinken.

Seguimos caminando un rato antes de que anocheciera, para luego volver a la estación.

Luego de retirar las maletas, nos dirigimos al paradero de buses para abandonar Alemania rumbo a nuestro siguiente destino.


  1. Toledo en Wikipedia ↩︎

  2. El entierro del conde de Orgaz en Wikipedia ↩︎

  3. El Greco en Wikipedia ↩︎

  4. Santa María la Blanca (Toledo) en Wikipedia ↩︎

  5. Monasterio de San Juan de los Reyes en Wikipedia ↩︎

  6. Puente de San Martín en Wikipedia ↩︎

  7. Zoológico de Schönbrunn en Wikipedia ↩︎

  8. Lángos en Wikipedia ↩︎

  9. Cementerio central de Viena en Wikipedia ↩︎

  10. Ludwig Boltzmann en Wikipedia ↩︎

  11. Hedy Lamarr en Wikipedia ↩︎

  12. Torture Museum Vienna (inglés) ↩︎

  13. Time Travel Vienna ↩︎

  14. Palacio Imperial de Hofburg en Wikipedia ↩︎

  15. Beethoven Museum: WIEN MUSEUM (inglés) ↩︎

  16. Stadtpark, Vienna en Wikipedia (inglés) ↩︎

  17. Monumento a los judíos de Europa asesinados en Wikipedia ↩︎

  18. Topography of Terror en Wikipedia (inglés) ↩︎

  19. Ampelmänchen en Wikipedia ↩︎

  20. Iglesia de Nuestra Señora de Bremen en Wikipedia ↩︎