Aventuras en Japón: Parte 1

El mes de mayo pasado me tomé vacaciones del trabajo junto a Karen ❤. Después de mirar opciones en Promos Aéreas AR1, fijamos nuestro destino a Tōkyō, Japón, y Honolulu, Hawaiʻi. Con 7 días para conocer un país tan grande como Japón, nuestra visita se veía bastante movida (y lo fue).

Dado que nos moveríamos bastante, el Japan Rail Pass2 fue uno de nuestros grandes aliados. El pase permite abordar casi cualquier tren del sistema de ferrocarriles de JR durante determinada cantidad de días. Esto incluye los famosos trenes bala o shinkansen 🚄. Aunque no se incluye el metro dentro del pase, las líneas de JR tienen bastante buena cobertura en ciudades grandes.

Gracias a la posibilidad de moverse en shinkansen, decidimos fijar nuestra base de operaciones en Tōkyō y viajar a otras ciudades por el día.

Ikebukuro

Nuestro alojamiento quedaba cerca de la estación Ikebukuro3, pero como al llegar debíamos esperar para poder hacer check-in, dejamos nuestras maletas en un coin locker y fuimos a conocer los alrededores de la estación. Así, llegamos al centro comercial Sunshine City6. Sin embargo, entre comer y algunas comprar pequeñas, no alcanzamos a recorrer las tiendas más grandes, las que dejamos para el día siguiente.

Hablando de comida, me gustó mucho el sistema de los restoranes. Al llegar a un lugar a comer, te reciben con un vaso de agua. Al hacer tu pedido, te traen el recibo con éste, de modo que no hay que esperar mil años a que te traigan la cuenta al final. Y la guinda de la torta es que no existe la propina19.

El camino al alojamiento lo hicimos a pie. En este tramo nos empezó a parecer raro que no vimos que las calles tuvieran nombre. A la vuelta del viaje, aprendí que el sistema de direcciones japonés se basa en subdivisiones7. Por suerte, eso no da demasiado problema si se siguen las rutas dadas por algún sistema de GPS. En nuestro caso, fue una combinación de Google Maps4 y OpenStreetMap5.

Al día siguiente, volvimos a las tiendas que nos faltó visitar en Sunshine City. Entre ellas destaca el Pokémon Center Mega Tokyo, el paraíso del Poké fanático. Tras abastecernos de mercadería de Pokémon, visitamos otras tiendas con artículos de otras franquicias. Así es como terminamos con artículos de primera necesidad, como posa palillos de Doraemon.

Las escaleras que llevan al Centro Pokémon están claramente señalizadas.

Las escaleras que llevan al Centro Pokémon están claramente señalizadas.

Te recibe cálidamente un Mega Charizard Y.

Te recibe cálidamente un Mega Charizard Y.

Infinitos Pikachus >:3.

Infinitos Pikachus >:3.

Todavía me arrepiento de no comprar uno de estos.

Todavía me arrepiento de no comprar uno de estos.

Akihabara

Una vez terminada nuestra visita a Shining City, nos dirigimos a uno de los barrios icónicos de Tōkyō: Akihabara8. Al salir de la estación, nos recibieron las clásicas tiendas de regalos para turistas. Cruzando la calle y siguiendo el llamado de los carteles de Sega, llegamos a los locales de juegos. En el primer piso de están llenos de variantes de máquinas de peluches, solo que además de peluches, abundan las figuras u otros coleccionables de personajes de animé o videojuegos. Subiendo de piso se encuentran los juegos de ritmo, con juegos de baile más sofisticados que los DDR y otros que ni nos atrevimos a probar, ya que la experticia de los jugadores locales nos intimidó. El que sí probamos fue el Taiko no Tatsujin9, juego con forma del tambor tradicional japonés taiko. Sin embargo, solo jugamos una ronda, pues solo andábamos con una moneda de ¥100. En los últimos pisos encontramos unos juegos que parecían ser una mezcla MMORPG y juegos de estrategia, pero quizás eran demasiado avanzados para mi pequeña mente occidental.

Y así terminamos en los arcades.

Y así terminamos en los arcades.

You'll never see it coming ♪.

You'll never see it coming ♪.

Los DDR son cosa del pasado.

Los DDR son cosa del pasado.

Además de los arcades, hay muchas tiendas de juguetes, figuras, videojuegos y manga, por lo que es el lugar perfecto para perderse semanas si se es coleccionista de alguno de estos. Cuando finalmente llegó la hora de comer algo, entramos a un local aleatorio. Como soy vegetariano, le pregunté a la mesera si había carta en inglés o alguno de los platos era vegetariano, pero ambas cosas tuvieron respuesta negativa. Sin embargo, me cambió el plato principal de una de las opciones del menú por un salteado de verduras. No todos los héroes llevan capa.

Estas son de las miles de figuras que encuentras en este barrio.

Estas son de las miles de figuras que encuentras en este barrio.

Tōkyō Tower

Luego del recorrido por Akihabara, fuimos a otra de las atracciones típicas de Tōkyō: la Tōkyō Tower 🗼 26. La torre cuenta con dos miradores, uno en la mitad de la torre (a 150 metros de altura) y un mirador más pequeño en la cima (a 250 metros de altura). Debido a la hora que llegamos, las entradas para el segundo estaban agotadas, por lo que solo pudimos acceder al primero. Aún así, la vista de la ciudad desde esa altura es impresionante.

La torre vista desde su base.

La torre vista desde su base.

Tōkyō de noche visto desde la Tōkyō Tower.

Tōkyō de noche visto desde la Tōkyō Tower.

Debido a las largas caminatas de ese día, decidimos tomar un taxi desde la torre hasta la estación de tren, donde comprobamos de primera fuente los altos precios de los taxis en Tōkyō.

Parque de Ueno

Al día siguiente, partimos nuestro recorrido visitando el zoológico de Ueno10. Dentro de este, la principal atracción son los pandas. Es posible ver al macho, Ri Ri, durante todo el día. Sin embargo, para ver a la hembra, Shin Shin, junto a la cría, Xiang Xiang, se debe llegar temprano para obtener los tickets que se reparten dentro del mismo zoológico.

Ri Ri era una de las estrellas del zoológico.

Ri Ri era una de las estrellas del zoológico.

Incluso el buzón del parque de Ueno está a tono.

Incluso el buzón del parque de Ueno está a tono.

La gran variedad de especies que alberga el zoológico se distribuye en dos sectores conectados por un monoriel. En el sector este, se encuentra una Pagoda de 5 pisos que data del período Edo11. Personalmente, me sorprendió la gran variedad de aves en el zoológico, incluso teniendo cóndores, ave típica de mis tierras12. También destaco el vivario, en donde la inmovilidad de las ranas se contradecía un poco con su nombre, pero me dio todo el tiempo del mundo para tomarles fotos.

La pagoda de 5 pisos.

La pagoda de 5 pisos.

Meditando sobre el sentido de la existencia.

Meditando sobre el sentido de la existencia.

Finalizada nuestra visita al zoológico, nos dirigimos al templo budista del parque. Al llegar al templo, nos encontramos con un símbolo bastante familiar: la trifuerza13. Tiempo después averigüé que en verdad es la insignia del clan Hōjō14, uno de los principales propulsores del budismo zen15 en Japón.

La insignia del clan Hōjō está en la mayoría de los templos budistas.

La insignia del clan Hōjō está en la mayoría de los templos budistas.

Shibuya

Para finalizar el día, fuimos a otro de los barrios famosos de Tōkyō: Shibuya16. A la salida de la estación de trenes se encuentran la estatua de Hachikō17 y uno de los cruces peatonales más concurridos del mundo.

En Shibuya, la noche parece día.

En Shibuya, la noche parece día.

Luego de cruzar la calle desde la estación, nos dirigimos a un standing sushi bar. En éste, le pides directamente al chef las piezas de sushi, las que se sirven de a pares. Tras probar un par de variedades, terminamos tomando bubble tea en un Don Quijote18 cercano.

Fushimi Inari

Tras un par de días usando los trenes normales, llegó la hora de usar los trenes bala (shinkansen). Así, bajo una velocidad máxima de 270 km/h, partimos rumbo a la vieja capital, Kyōto20. Una cosa que nos llamó la atención es que los asientos de los trenes se pueden dar vuelta, por lo que es posible formar grupos de cuatro asientos si se viaja en multitud. Sin embargo, al viajar de a dos, no pudimos aprovechar esa tecnología.

En contraste con la metrópolis moderna que es Tōkyo, acá destaca la historia, encontrándose en esta región de Japón muchas construcciones patrimoniales.

Shinkansen del servicio Hikari.

Shinkansen del servicio Hikari.

Nuestro primer destino sería el santuario sintoísta Fushimi Inari21. El santuario se encuentra literalmente a la salida de la estación de tren Inari y es famoso por su infinidad de arcos tradicionales japoneses o torii ⛩️.

Al llegar al santuario, nos encontramos muchos turistas japoneses. De ellos, los más numerosos eran los grupos de escolares, seguidos por las personas vestidas en kimono. Más tarde me encontraría con los anuncios de arriendo de kimono, por lo que parece ser bastante popular el ir vestido así para tomarse fotos.

Un torii alejado de la multitud.

Un torii alejado de la multitud.

Cada uno de estos torii tiene el nombre de quién lo donó al templo.

Cada uno de estos torii tiene el nombre de quién lo donó al templo.

Tras la visita, aprovechamos de comprar algunos recuerdos (yo compré una máscara de kitsune22) y comida tradicional, como mochi23, un dulce a base de arroz, o takoyaki24, bolitas de pulpo y harina.

Uji

Para terminar el día, fuimos a Uji25, ciudad conocida por su té verde. Uji también variedad de templos, tanto budistas como sintoístas. Sin embargo, los templos cierran sus puertas relativamente temprano, por lo que no alcanzamos a visitarlos. Aún así, esta ciudad es perfecta para un paseo a pie. Además de sus calles pequeñas y casas bonitas, tenemos el río Uji y su islote con una pagoda de 13 pisos y el parque Daikichiyama Fuchi, el cual tras una pequeña caminata nos lleva a un mirador desde el que se ve casi toda la ciudad.

El rio Uji.

El rio Uji.

¿Ya dije que las casas eran bonitas?

¿Ya dije que las casas eran bonitas?

Y así, con el verde de Uji, cerramos esta primera parte de este viaje.


  1. Promociones Aéreas Argentina

  2. Japan Rail Pass

  3. Estación de Ikebukuro en Wikipedia

  4. Google Maps

  5. OpenStreetMap

  6. Sunshine City en Wikipedia (inglés)

  7. Japanese addressing system en Wikipedia (inglés)

  8. Akihabara en Wikipedia

  9. Taiko no Tatsujin en Wikipedia

  10. Zoológico de Ueno en Wikipedia

  11. Período Edo en Wikipedia

  12. Cordillera de los Andes en Wikipedia

  13. Trifuerza en Wikipedia

  14. Clan Hōjō en Wikipedia

  15. Zen en Wikipedia

  16. Shibuya (Tokio) en Wikipedia

  17. Hachikō en Wikipedia

  18. Don Quijote Co. en Wikipedia

  19. No me gusta la propina porque termina siendo una excusa para que el empleador no pague sueldos dignos.

  20. Kioto en Wikipedia

  21. Fushimi Inari-taisha en Wikipedia

  22. Kitsune en Wikipedia

  23. Mochi en Wikipedia

  24. Takoyaki en Wikipedia

  25. Uji (Kioto) en Wikipedia

  26. Torre de Tokio en Wikipedia